Esta muestra reúne una selección de fotografías actuales de algunas de las instituciones, lugares y paisajes que forman la geografía española de la Institución Libre de Enseñanza, realizadas por un grupo de fotógrafos (Luis Asín, Luis Fernández, Ferran Freixa, Ana Muller, Eduardo Sánchez, Esther Santás y Miguel Zavala) invitados a participar en este proyecto por la Fundación Francisco Giner de los Ríos.

Han sido objeto de la cámara fotográfica de estos creadores el edificio de la Institución Libre de Enseñanza en Madrid (sede de la Fundación Francisco Giner de los Ríos), la casita de la Institución en la sierra de Guadarrama, la Fundación Sierra-Pambley –que supuso la ampliación a León de la labor de la Institución–, con sus centros de León, Hospital de Órbigo y Villablino, así como el Instituto Internacional en España, la Residencia de Estudiantes, la Residencia de Señoritas (sede actual de la Fundación Ortega-Marañón) y el Instituto-Escuela (hoy Instituto de Enseñanza Secundaria y Colegio Público Ramiro de Maeztu), todos ellos localizados en Madrid.

El proyecto busca estimular la conexión entre el patrimonio cultural y el paisaje con la creación contemporánea a través de la fotografía, partiendo del concepto de «lugar de memoria», acuñado por Pierre Nora como «noción abstracta, puramente simbólica, destinada a desentrañar la dimensión rememoradora de los objetos que pueden ser materiales y, sobre todo, inmateriales», es decir, provenientes del mundo de las ideas.

Salvador Guerrero, comisario de la exposición

Salvador Guerrero (Mancha Real, Jaén, 1967) es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y profesor de Historia de la Arquitectura en la Universidad de Alicante desde el año 2002.


Institución Libre de Enseñanza
Madrid

La Institución Libre de Enseñanza fue fundada en 1876 por Francisco Giner de los Ríos y otros catedráticos, como Gumersindo de Azcárate o Nicolás Salmerón, que habían sido separados de la Universidad por defender la libertad de cátedra. Para proseguir su tarea educadora, crearon una institución privada, orientada primero a la enseñanza universitaria y, después, a la educación primaria y secundaria. En el proyecto participaron numerosas personalidades comprometidas en la renovación educativa, cultural y social, entre las que destaca Manuel Bartolomé Cossío, continuador de la obra de Giner, y también Joaquín Costa, Augusto González de Linares, Rafael Altamira, Adolfo Posada, Segismundo Moret, Fernando de los Ríos, Julián Besteiro o Antonio Machado, entre otros muchos.

La ILE constituyó hasta 1936 el proyecto de mayor alcance para la modernización de la sociedad española, y fue uno de los principales centros de impulso e irradiación de la cultura de la llamada Edad de Plata. Bajo su influencia se promovió la primera legislación de protección social y laboral y se creó la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, que favoreció la formación de profesionales en el extranjero y la creación de nuevas instituciones científicas y educativas. Este proceso culminó en el periodo republicano con la renovación de la universidad, la generalización de la educación primaria y secundaria, e iniciativas como las Misiones Pedagógicas.

En 1916, tras la muerte de Giner, se creó la Fundación Francisco Giner de los Ríos, con el fin de asegurar la continuación de su legado. Su Patronato mantuvo desde entonces, y sin interrupción alguna, su misión fundacional, por lo que, en los años de la transición democrática, fue posible que la Fundación viera de nuevo reconocida su personalidad jurídica y recobrara parcialmente sus bienes, de los que había sido despojada en la dictadura franquista por un decreto de mayo de 1940.

Entre los bienes recuperados, ocupa un lugar especial la quinta del siglo xix que la Institución ocupó desde 1884, en el madrileño paseo del General Martínez Campos. La que había sido su sede, y también la casa de Francisco Giner de los Ríos y de las familias de sus discípulos Manuel B. Cossío y Ricardo Rubio, fue recuperada en los años ochenta del pasado siglo XX. Hoy está en marcha un ambicioso proyecto para su ampliación y rehabilitación arquitectónica.

En la actualidad, la Fundación Francisco Giner de los Ríos trabaja en la recuperación de su legado para transmitirlo a la sociedad de nuestro tiempo, combinando su carácter de institución de memoria con los rasgos propios de un centro de formación y de investigación y desarrollo, a la vez que un foco creador y difusor de la cultura.

Fundación Francisco Giner de los Ríos
[Institución Libre de Enseñanza]
Paseo del General Martínez Campos, 14
28010 Madrid
www.fundacionginer.org

Eduardo Sánchez (Madrid, 1948) es arquitecto, docente y fotógrafo. En 1973 se graduó en la Escuela de Arquitectura de Madrid, de la que ha sido profesor de Proyectos Arquitectónicos desde entonces hasta 2012. Hasta 1992 trabajó como arquitecto, cuyo ejercicio ha retomado a partir de 2007. Entre 1992 y 2007 se ha dedicado profesionalmente a la fotografía de arquitectura y su trabajo se ha publicado en las más destacadas publicaciones especializadas.


Fundación Sierra-Pambley
León, Hospital de Órbigo y Villablino

Francisco Fernández-Blanco y Sierra Pambley (Villablino, 24 de abril de 1827), creó la Fundación Sierra-Pambley en 1887, tras la reunión que mantuvo en Villablino con Francisco Giner de los Ríos, Gumersindo de Azcárate y Manuel Bartolomé Cossío para sentar las bases jurídicas y pedagógicas de la Fundación y de las cinco escuelas que creó en las provincias de León y Zamora, de cuya puesta en marcha y supervisión pedagógica se encargó Cossío.

En 1887 se inauguró la Escuela de Enseñanza Mercantil y Agrícola de Villablino, cuna de una floreciente industria láctea en la comarca, y en 1890 una escuela en Hospital de Órbigo destinada a la ampliación de estudios de primaria y a las enseñanzas agrícolas. De 1894 data la escuela de Villameca y de 1897 la de Moreruela de Tábara, ambas dedicadas a ampliación de primaria. En 1903 nace la Escuela Industrial de Obreros en León, con una sección de carpintería, otra de forja y herrería, y otra de ampliación de primaria para niñas, y en 1917 la Granja-Escuela del Monte San Isidro. La educación impartida en ellas era gratuita, al igual que el material escolar, que era facilitado por la propia Fundación.

En 1917 Cossío, que sucedió a Gumersindo de Azcárate en la presidencia del Patronato de la Fundación Sierra-Pambley, decidió la construcción de una biblioteca que albergara los libros que por voluntad de don Gumersindo donaron sus herederos a la Fundación. Así, en 1921 abrió sus puertas la Biblioteca Azcárate, situada en los inmuebles de la Fundación en la calle Sierra Pambley de León. Contaba con un servicio de préstamo de libros y con más de 2.000 lectores habituales. El proyecto fue encargado al arquitecto municipal de la ciudad Manuel de Cárdenas, profesor de dibujo de la Escuela Industrial de Obreros, quien ejecutó las obras conforme a las instrucciones directas del presidente del Patronato.

En 1979, recuperadas las libertades democráticas, se recobró la legitimidad fundacional con un nuevo Patronato presidido por Justino de Azcárate. En la actualidad la Fundación desarrolla un amplio programa educativo y cultural, y pone a disposición pública el amplio fondo de la Biblioteca Azcárate, el Museo Sierra-Pambley y el Archivo. En las instalaciones de Hospital de Órbigo se lleva a cabo una intensa actividad formativa y de desarrollo rural. En Villablino se imparte tanto enseñanza universitaria reglada como cursos de divulgación y también se llevan a cabo las colonias de vacaciones de la Institución Libre de Enseñanza y cursos de verano en colaboración con diversas universidades.

Fundación Sierra-Pambley
Calle Sierra Pambley, 2
24003 León
www.sierrapambley.org

Esther Santás (Orense, 1951) comenzó su dedicación profesional a la fotografía en el año 1990. Desde entonces, su obra ha sido expuesta en muestras individuales y colectivas de galerías y centros de arte de León, donde vive, y otras ciudades españolas. Ha presidido y pertenece al colectivo de fotógrafos leoneses Focus. Su trabajo, por el que ha recibido numerosos premios, ha sido publicado en diversos catálogos y revistas.

Luis Fernández (Robledo de Babia, León, 1957) es un profundo conocedor del valle de Laciana, donde vive y participa activamente en excursiones científicas y charlas divulgativas sobre los valores de la naturaleza y el paisaje lacianiegos. Aficionado a la fotografía, es autor de las publicaciones Rioscuro, imágenes en la memoria (2011) y Plantas silvestres de la comarca de Laciana (2012).


Instituto Internacional en España
Madrid

El Instituto Internacional, constituido en Massachusetts en 1892, es una institución sin ánimo de lucro creada con los objetivos fundamentales de fomentar la educación de la mujer y el intercambio cultural entre España y Estados Unidos.

Su origen fue un pequeño internado fundado en Santander por Alice Gordon Gulick. El matrimonio Gulick estableció relación con Francisco Giner de los Ríos, Gumersindo de Azcárate y Manuel Bartolomé Cossío, que admiraban los métodos de enseñanza del colegio, mucho más modernos que los de la España de entonces y similares a los de la Institución Libre de Enseñanza. Fueron ellos los que les persuadieron de que se establecieran en Madrid.

En 1901 los Gulick hicieron su primer viaje a Madrid y adquirieron, aconsejados por Azcárate, el hotelito en la esquina del paseo del Obelisco (actual paseo del General Martínez Campos) con la calle de Fortuny, ocupado hoy por la Fundación Ortega-Marañón. En 1903 el centro pudo trasladarse a Madrid; en septiembre de ese año moría en Inglaterra Alice Gordon Gulick y la casa de Fortuny se inauguró con su funeral.

En el mismo año se celebró en Boston una reunión con el fin de reunir fondos para la construcción de un segundo edificio, con amplias salas de clase, laboratorios y biblioteca. Los fondos se destinaron a la construcción del actual edificio en la calle de Miguel Ángel, según proyecto del arquitecto madrileño Joaquín Saldaña. Se terminó en 1910, año en que se encargó la dirección del Instituto a Susan Huntington, graduada de Wellesley.

Huntington transformó el centro y amplió sus programas pedagógicos, que llegaron a abarcar desde el preescolar hasta el final del bachillerato; preparaba, además, a las alumnas para la Escuela Normal y para el Conservatorio de Música. Poco a poco fue atrayendo la atención de intelectuales y educadores. José Ortega y Gasset, Rafael Altamira, Juan Ramón Jiménez, Manuel Gómez-Moreno o Ramón Menéndez Pidal, entre otros, pronunciaron conferencias en su Paraninfo. En 1914, la pedagoga María de Maeztu entró a formar parte del profesorado del Instituto.

En la actualidad, y de acuerdo con su misión original, el Instituto Internacional continúa favoreciendo sus dos objetivos fundacionales y recibiendo a alumnos de diversas universidades y colleges de los Estados Unidos que estudian la cultura y la historia de nuestro país.

Instituto Internacional en España
Calle Miguel Ángel, 8
28010 Madrid
www.iie.es

Ana Muller (Madrid, 1948), hija del prestigioso fotógrafo húngaro afincado en España Nicolás Muller, en cuyo estudio empezó como aprendiz, lleva ya más de cuarenta años dedicándose a la fotografía, en la que se ha especializado en retrato, paisaje, arquitectura e ingeniería. Ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas de su obra, además de publicar su trabajo en diversas monografías y catálogos de exposiciones.


Residencia de Estudiantes
Madrid

La Residencia de Estudiantes fue, desde su creación en 1910 por la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, el primer centro cultural de España y una de las experiencias más vivas y fructíferas de creación e intercambio científico y artístico de la Europa de entreguerras. En ella vivieron y se formaron, entre muchos otros, Luis Buñuel, Salvador Dalí, Federico García Lorca o Severo Ochoa, e impartieron conferencias científicos y creadores como Albert Einstein, Marie Curie, Paul Valéry o Le Corbusier. Su presidente, Alberto Jiménez Fraud, hizo de ella una casa abierta a la creación, el pensamiento y el diálogo interdisciplinar, producto de las ideas renovadoras de la Institución Libre de Enseñanza.

Inicialmente se instaló en unos hotelitos alquilados en la madrileña calle de Fortuny, pero pronto se le encargó al arquitecto institucionista Antonio Flórez que construyera una serie de edificios en los Altos del Hipódromo que permitiera ampliar sustancialmente su capacidad y sus actividades. Flórez diseñó un conjunto de pabellones detrás del Museo Nacional de Ciencias Naturales, del que los separaba el canalillo de Isabel II. En 1915 se inauguraron los llamados Pabellones Gemelos y el Pabellón de Laboratorios ―conocido como Transatlántico―. El Pabellón Central y la casa del director fueron realizados por el arquitecto Francisco Javier Luque entre 1915 y 1923. En sus alrededores se instalaron los campos de deportes. Sus jardines fueron diseñados por el pintor y jardinero Javier de Winthuysen, con la colaboración del residente Juan Ramón Jiménez, que rebautizó el lugar como la Colina de los Chopos.

En 1930 se encargó a los arquitectos Carlos Arniches y Martín Domínguez construir un edificio para auditórium, biblioteca y salas para clases especiales en unos terrenos adquiridos por el Estado para ampliar el campus de la JAE. El nuevo Auditórium de la Residencia de Estudiantes acogió las conferencias, conciertos y otros actos públicos a partir de 1933, año de su inauguración, hasta el estallido de la guerra civil. Con posterioridad, fue transformado por el arquitecto Miguel Fisac en la actual iglesia del Espíritu Santo.

En 1986 la Residencia de Estudiantes recuperó su nombre y emprendió el proyecto de recuperar su espíritu fundacional. Desde entonces organiza y acoge numerosas actividades dedicadas a rescatar y difundir su tradición intelectual y moral, a fomentar el diálogo entre ciencias y artes, así como a reflexionar sobre el papel de la educación y la cultura en el mundo contemporáneo.

Residencia de Estudiantes
Calle Pinar, 21-23
28006 Madrid
www.residencia.csic.es

Luis Asín (Madrid, 1962) estudió fotografía en diferentes universidades de Estados Unidos, donde en 1992 se graduó en el San Francisco Art Institute. Desde 1998 hasta 2003 fue profesor asociado en la Facultad de Bellas Artes de Cuenca. Ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en Estados Unidos, España, Francia y Portugal. Entre otros premios por su obra, ha obtenido el Villa de Madrid de Fotografía Kaulak en la edición de 2003.


Residencia de Señoritas
Madrid

(Hoy sede de la Fundación Ortega-Marañón)

La Residencia de Señoritas fue creada en 1915 para fomentar el acceso de la mujer a los estudios superiores. Inscrita en el proyecto reformista y liberal definido por la Institución Libre de Enseñanza, el nuevo grupo femenino de la Residencia de Estudiantes, dirigido por María de Maeztu, estableció los cauces para la promoción educativa y cultural de la mujer y su integración en la vida moderna. En sus aspiraciones y realizaciones seguía las mismas pautas establecidas para el grupo masculino. En su desarrollo resultó esencial la colaboración con el Instituto Internacional en España, una entidad estadounidense con similares objetivos que se había asentado en Madrid a principios del siglo XX.

Fueron residentes Victoria Kent, Matilde Huici o Josefina Carabias, y formaron parte de su profesorado María Goyri, María Zambrano o Maruja Mallo, además de las profesoras norteamericanas vinculadas al Instituto Internacional. En las actividades que organizó participaron numerosas conferenciantes, como Gabriela Mistral, Victoria Ocampo o Clara Campoamor, y se abordaron con frecuencia temas relacionados con la mujer. En sus salones nacieron el Lyceum Club Femenino y la Asociación Española de Mujeres Universitarias. Contó, además, con un Laboratorio de Química, organizado por la norteamericana Mary Louise Foster, que contribuyó a la formación de científicas destacadas, como Dorotea Barnés o Felisa Martín Bravo.

El grupo femenino se instaló desde su creación en los hotelitos de la madrileña calle de Fortuny que había dejado el grupo masculino al trasladarse a la Colina de los Chopos. El conocido como Pabellón Arniches de la Residencia de Señoritas (1932-1933), proyectado por el arquitecto Carlos Arniches Moltó, se construyó como un edificio de dormitorios anexo al de Fortuny, 53, ante la necesidad de ampliar el número de habitaciones para residentes. Su radical y a la vez refinado lenguaje lo sitúa como uno de los más significativos de la arquitectura racionalista española.

En estos edificios tiene hoy su sede la Fundación Ortega-Marañón, una institución privada dedicada a la difusión cultural, la formación, el debate y la investigación en el ámbito de las ciencias sociales y las humanidades, inspirada en el espíritu de sus titulares, el filósofo José Ortega y Gasset y el médico y humanista Gregorio Marañón.

Fundación Ortega-Marañón
Calle Fortuny, 53
28010 Madrid
www.fog.es

Ferran Freixa (Barcelona, 1950) estudió dibujo y pintura en entre 1965 y 1968, año en el que comenzó a dedicarse a la fotografía, al principio de forma autodidacta. En 1978 empezó a realizar las fotografías de arquitectura e interiores que caracterizan su trabajo. Su obra ha sido mostrada en numerosas exposiciones nacionales e internacionales y se encuentra, entre otras colecciones, en las del Museo Nacional de Arte de Cataluña, el Instituto Valenciano de Arte Moderno o la Biblioteca Nacional de Francia. En 2001, La Fábrica publicó una monografía sobre su labor como fotógrafo dentro de la colección PhotoBolsillo.


Instituto-Escuela
Madrid

(Hoy sede del Instituto de Enseñanza Secundaria y del Colegio Público Ramiro de Maeztu)

La Junta para Ampliación de Estudios promovió la renovación de la educación española mediante la creación de diversos centros, entre los que destacó el Instituto-Escuela, fundado en 1918 como una escuela experimental, además de centro de formación del profesorado, cuyas iniciativas pedagógicas, una vez probadas y ensayadas, pretendían extenderse a toda la enseñanza pública.

Concebía al alumno como eje del proceso educativo, siguiendo el modelo pedagógico de la Institución Libre de Enseñanza, actualizado gracias a los aportes realizados por los métodos de enseñanza más vanguardistas traídos de Europa. Fomentó el estudio práctico y directo de la naturaleza, el debate en clase, la convivencia y la coeducación, el deporte y las enseñanzas artísticas y musicales. Para ello contó con talleres, laboratorios, aulas de música, biblioteca, imprenta y campos de deporte. En los años treinta del pasado siglo se crearon otros centros similares en Barcelona, Valencia y Sevilla.

No sería hasta la Segunda República cuando pudo contar con unas instalaciones escolares modélicas, localizadas en la madrileña Colina de los Chopos, gracias a la colaboración entre los pedagogos que dirigían el centro y los arquitectos responsables de su construcción Carlos Arniches y Martín Domínguez. El Pabellón de Bachillerato se inauguró en 1931; el de Párvulos, en el que colaboró el ingeniero Eduardo Torroja con las marquesinas de ingreso a las aulas, en 1935. Su novedosa concepción espacial, donde cada clase tenía su propio huerto escolar y zona exterior de juegos, convertía el conjunto en una verdadera escuela al aire libre.

El Instituto-Escuela quedó suprimido en 1939 por el Decreto de disolución de la Junta.

En la actualidad, el parvulario del Instituto-Escuela forma parte del Colegio Público Ramiro de Maeztu y el Pabellón de Bachillerato del Instituto de Enseñanza Secundaria Ramiro de Maeztu.

Instituto de Enseñanza Secundaria Ramiro de Maeztu
Calle Serrano, 127
28006 Madrid
I.E.S. Ramiro de Maeztu

Colegio Público Ramiro de Maeztu
Calle Serrano, 127
28006 Madrid
Colegio Ramiro de Maeztu

Miguel Zavala (Madrid, 1963) ejerce como fotógrafo profesional desde muy joven. En 1978 comienza a trabajar como fotógrafo de escena en cine y teatro, y a publicar sus primeros trabajos, que han aparecido en los principales medios nacionales. Ha recibido, entre otros, el premio Kodak Gold Award por la excelencia en fotografía de retrato (1996 y 1997). A lo largo de su carrera ha sido jurado de diferentes concursos y premios. Su obra forma parte de colecciones privadas en distintos lugares del mundo.


Guadarrama
Madrid

Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza contribuyeron de manera decisiva a introducir y desarrollar en España una nueva forma de ver, entender y valorar el paisaje. Giner definió los saberes, los métodos y las actitudes que confluyen en torno al paisaje como nuevo ámbito disciplinar. Sobre estas ideas descansan las bases que años más tarde propiciaron las primeras políticas de conservación de la naturaleza en España.

La sierra de Guadarrama representa el paradigma del paisaje español en el horizonte cultural de la Institución Libre de Enseñanza, como ponen de manifiesto las numerosas excursiones a la sierra madrileña que realizaron Giner y los profesores y alumnos de la Institución desde la temprana fecha de 1883. Las consideraban un medio único para educar a las personas a través de la experiencia directa de las cosas. Años más tarde, la continuada actividad excursionista al Guadarrama se vio propiciada con la construcción en 1911 de una casita, a modo de refugio, en el paraje del Ventorrillo, cerca del puerto de Navacerrada, donde Francisco Giner de los Ríos preparó algunos de sus textos fundamentales.

La estrecha y singularísima vinculación de Giner con la sierra madrileña justifica que el escritor mexicano Alfonso Reyes lo llamara «inventor del Guadarrama». Y Antonio Machado, en la elegía que escribió al maestro tras su muerte, pedía que llevaran su cuerpo al Guadarrama, allí donde Giner soñaba un nuevo florecer de España.

Luis Asín (Madrid, 1962) estudió fotografía en diferentes universidades de Estados Unidos, donde en 1992 se graduó en el San Francisco Art Institute. Desde 1998 hasta 2003 fue profesor asociado en la Facultad de Bellas Artes de Cuenca. Ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en Estados Unidos, España, Francia y Portugal. Entre otros premios por su obra, ha obtenido el Villa de Madrid de Fotografía Kaulak en la edición de 2003.


Sedes y fechas

exposición Fundación Sierra-Pambley

Del 31 de enero al 15 de marzo de 2013
Fundación Sierra-Pambley
Calle Sierra Pambley 2, 24003 León
www.sierrapambley.org


Créditos

créditos